La hipótesis de la Reina Roja


Que paren el mundo, que me bajo.

Antes que nada, deciros que lo que sigue no es en absoluto un tratado científico, sino más bien una reflexión personal.
En el cuento de Lewis Carroll Alicia a través del espejo (la segunda parte de Alicia en el país de las maravillas), la protagonista se encuentra con la Reina Roja (no confundirla con la Reina de Corazones). Después de conversar un rato, Alicia es tomada de la mano por la Reina para que corran juntas y se asombra mucho al ver que, aunque corre lo más rápido que puede, sus alrededores no parecen cambiar…

Alicia, sorprendida, observó en torno suyo:
-Pero ¿cómo? ¡Si parece que hemos estado bajo este árbol todo el tiempo! ¡Todo está igual que antes!
-¡Pues claro que sí! -convino la Reina-. Y ¿cómo si no?
-Bueno, lo que es en mi país -aclaró Alicia, jadeando aún bastante-, cuando se corre tan rápido y durante tanto tiempo, se suele llegar a alguna otra parte…
-¡Un país bastante “lento” el tuyo! -replicó la Reina-. Aquí, es preciso correr mucho para permanecer en el mismo lugar y para llegar a otro hay que correr el doble más rápido.

La carrera de la Reina Roja es tomada como hipótesis evolucionista por Van Vallen en su libro Ley de las Extinciones, que describe la necesaria mejora continua de una especie sólo para mantener el statu quo con su entorno, que co-evoluciona con ella. Así explica la ventaja de la reproducción sexual, la constante “carrera armamentista” entre especies (predadores y presas, por ejemplo) y las relaciones simbióticas y parasitarias. Esta hipótesis ha sido luego aplicada a la economía (una empresa debe evolucionar junto con el mercado para no quedarse atrás respecto a la competencia), a la política y finalmente a las relaciones sociales.
Sin enrollarme explicando los fundamentos de un entorno dinámico y sus procesos evolutivos, sí quiero reflexionar sobre cómo nos afecta esta hipótesis como individuos… ¿Acaso no estamos cada uno de nosotros también inmersos en la misma carrera con nuestro entorno? Hay que ser guapos, hay que ser listos, hay que ser productivos y hay que estar a la última.
Podríamos echarle la culpa a la sociedad de consumo… “el mundo nos ha hecho así”, nos ha cogido de la mano y nos obliga a correr y correr para no quedarnos atrás. Y pobre del que se suelte porque está avocado a la extinción o a la marginalidad. Hay que “reciclarse” en el trabajo o hacer un Master de Riesgos Laborales. Hay que comer All Bran para estar delgados. Hay que saber cómo quedó el Real Madrid, cual es el último novio de Ana Obregón y quién ganó Operación Triunfo. Hay que tener el Plus para ver las series de moda y estar conectado a internet. Hay que veranear en Los Caños y tener el último disco de Madonna. Y por supuesto hay que vestir a la última. O se es “moderno” o no se es nadie.
Estoy harto de esforzarme para no quedar atrás, harto de correr para no llegar a ninguna parte. Es cierto que siempre he sido un poco vago, pero ¿es que es necesario este consumismo frenético? ¿gastar nuestro tiempo y dinero solo para que no nos miren como un bicho raro? Yo me rindo, prefiero extinguirme. Que se pare el mundo, que me bajo!!
Anuncios

4 respuestas a La hipótesis de la Reina Roja

  1. Pingback: El efecto conductor, una traba a la evolución del propio trabajo | Versvs

  2. Lo cierto es que Carrol descubrió incluso los mecanismos básicos de cualquier sistema dinámico, ya que, por poner un ejemplo, el planeta que deje de girar se verá lanzado irremisiblemente al sol más cercano. Claro, que la vida (al menos parte de ella) es un sistema consciente en varios grados, y quiere seguir girando.

    No creo que exista otro futuro que el abrirnos a patadas entre los cadáveres de nuestros amigos y familiares. Por desgracia, el carbono poco entiende de la dinámica de la moral.

  3. norberto dijo:

    Hemos pasado del simple, sencillo y sano “vivir”, al querer desesperada,urgente, e
    irremisiblemente “SER”, (algo,alguien,si es con poder ,mejor, pero “SER” !!). No hace falta tener
    mucha inteligencia para ver que esta última y demente ambición nos lleva ,claramente,
    a la enajenación ,a una vida inútil y a la MUERTE.

  4. De acuerdo. Te invito a conocer mi sitio en Internet. http://recheverriu.wixsite.com/momentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s